blog

¿Qué importancia tiene la analítica de sangre?

Muestra de sangre para una analítica.

La analítica de sangre es sólo una prueba de los múltiples análisis clínicos que existen en la actualidad y que son fundamentales para el diagnóstico temprano de cientos de enfermedades.

Los análisis clínicos nos permiten hacernos una idea del estado general de salud del paciente y, en concreto, la analítica de sangre debe realizarse con carácter anual ya que permite identificar algunos problemas que aún no han provocado síntomas. Hospital Ochoa dispone de un servicio de análisis clínicos casi inmediatos y de última generación que garantiza unos resultados fiables.

¿Qué es una analítica de sangre?

La analítica de sangre es una de las herramientas más importantes con las que cuenta la medicina para emitir un diagnóstico certero. Se trata de una técnica sencilla y rápida que se puede dividir en diferentes tipos:

  • Hemograma: Es la más común y sirve para contar la cantidad de glóbulos blancos y rojos, hemoglobina y las plaquetas. Se usa para detectar anemias, o infecciones, entre otras cosas.
  • Análisis de enzimas sanguíneas: Se usa para hallar algunas reacciones químicas del organismo y para detectar ciertos problemas graves como un ataque al corazón.
  • Bioquímica sanguínea: Con esta prueba se miden las sustancias químicas de la sangre a través del plasma. Es muy útil para conocer información detallada de órganos como el hígado, los riñones, músculos y también el sistema óseo.
  • Pruebas de coagulación: Se realiza para identificar problemas en la coagulación de la sangre.

Principales patologías que se detectan a través de la analítica de sangre

  1. Cáncer. La analítica de sangre es de gran utilidad para evaluar valores anormales y poder así reaccionar con prontitud pidiendo pruebas complementarias de cara a un buen diagnóstico.
  2. Anemia. La anemia es identificable con un hemograma gracias al número de glóbulos rojos presentes en el torrente sanguíneo. Si el nivel es demasiado bajo puede suponer que las células no reciban la cantidad de oxígeno necesaria para cumplir sus funciones.
  3. Enfermedades hepáticas. Para detectar este tipo de patologías del hígado es necesario prestar atención a varios parámetros. Un ejemplo es el índice de fosfatasa alcalina. Si está alterado puede ser sinónimo de patología de los conductos biliares.
  4. Diabetes. Para saber si una persona es diabética se debe valorar si los niveles de glucosa en sangre son más elevados de lo normal.

¿Con qué periodicidad debo realizarme una analítica de sangre?

Lo que suelen recomendar los especialistas es que las analíticas de sangre se hagan con una periodicidad anual. Pero si hablamos de pacientes que siguen tratamientos específicos o padecen patologías que así lo requieran, deberán realizárselas en un intervalo menor para conseguir así un seguimiento pormenorizado de la patología y conocer si el tratamiento está siendo efectivo.

Otro ejemplo son las embarazadas, que deberán realizarse analíticas de sangre una vez al trimestre. Así el doctor podrá descartar la aparición de factores de riesgo que puedan tener una incidencia directa sobre el feto.

¿Para realizarme una analítica de sangre debo ir en ayunas?

No siempre es necesario, pero si el doctor no te ha indicado otra acude siempre en ayunas de 8-12 horas, ya que los alimentos y sus nutrientes pueden modificar los resultados. También es recomendable no fumar antes de acudir a la prueba y poner al tanto al personal sanitario de cualquier otra información importante acerca de nuestra salud y hábitos que puedan tener relación.

Todavía no hay comentarios, ¡añade tu opinión a continuación!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Teléfonos de contacto
Dpto. Intl.