Usos de la prótesis invertida de hombro

La prótesis invertida de hombro tiene varias indicaciones. Entre las más comunes encontramos las roturas irreparables por artroscopia del manguito rotador en el paciente mayor (con y sin artrosis asociada), pacientes con artrosis primaria avanzada de hombro, donde no es posible implantar una prótesis anatómica, fractura en varias partes y muy desplazadas del hombro en pacientes mayores de 65 años.

¿Qué duración tiene el procedimiento y en qué consiste?

El procedimiento tiene una duración aproximada de 2 horas. Consiste en implantar una prótesis de hombro con sus componentes invertidos para poder activar al músculo deltoides sin necesidad de tener integridad de los tendones del manguito rotador.

¿Qué ventajas ofrece esta prótesis frente a otras, o frente a otro tipo de tratamientos?

Su principal ventaja es la posibilidad de poder mover el hombro sin el manguito de los rotadores. Otro tipo de prótesis necesitan del manguito para que funcione.

¿Cómo suele ser la recuperación tras la intervención?

En el postoperatorio inmediato es necesario inmovilizar el brazo con un cabestrillo durante un mes aproximadamente. También se realizan curas de la herida cada 3 días hasta la retirada de los puntos en 2 semanas y media.

Luego es importante realizar un buen programa de rehabilitación al deltoides y músculos peri escapulares para que el hombro alcance la mayor movilidad posible sin dolor. Normalmente, si el caso está bien seleccionado suele haber una mejoría importante del movimiento y del dolor.

¿Existen casos en las que esté contraindicada?

Existen contraindicaciones absolutas como la ausencia del músculo deltoides, la parálisis del nervio axilar y la infección activa. Otras contraindicaciones relativas son intervenir a pacientes más jóvenes (menores de 65 años). Este tipo de implantes suelen tener una supervivencia aproximada de 15 años y la cirugía de revisión tiene peor pronóstico.

En general las complicaciones con este tipo de implantes, según la literatura, están en torno al 10% entre las que se encuentran la infección, la luxación de la prótesis, el aflojamiento de los componentes y las fracturas alrededor del implante. Es importante que este tipo de cirugía lo realice un cirujano entrenado y con experiencia para no aumentar las tasas de complicaciones.

El servicio de Traumatología de Hospital Ochoa cuenta con la Unidad de Miembro Superior dirigida por el doctor Carlos Peña que ha obtenido grandes resultados con la realización de este tipo de tratamientos quirúrgicos.

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.