blog

¿Qué son los acúfenos?

Acúfenos en el oído

Los acúfenos o ‘tinnitus’ son síntomas de ciertas enfermedades auditivas y se manifiestan como zumbidos o pitidos que pueden afectar a uno o los dos oídos. No son motivados por ningún ruido externo y la gran mayoría de la población llega a experimentarlos en algún momento de su vida.

Es importante acudir al especialista ya que los acúfenos pueden indicar, en ciertas ocasiones, la aparición de problemas mayores relacionados con el sistema auditivo.

¿Qué son los acúfenos o ‘tinnitus’?

Los acúfenos o ‘tinnitus’ se presentan como sensación de ruido o sonido molesto en uno o ambos oídos sin que exista ningún motivo exterior que lo cause y sin que se produzca una vibración coclear que es lo que suele producirse cuando el oído capta un sonido exterior. En muchas ocasiones el paciente refiere hipoacusia, es decir, nota una mayor sensibilidad hacia el sonido exterior, lo que agrava más la sensación de molestia.

¿A qué se deben los acúfenos?

Los acúfenos son mucho más frecuentes entre la tercera edad, pero eso no significa que no puedan sufrirlos personas más jóvenes. Es por tanto fundamental conocer las causas que pueden llegar a desencadenarlos para conseguir una prevención efectiva:

  • Ruidos con muchos decibelios. Es conveniente que no expongas tus oídos a fuentes de sonido a elevado volumen. En pleno siglo XXI la contaminación acústica se encuentra presente casi en cualquier lugar cercano, pero está a tu alcance propiciar un ambiente en el que evites acercarte a estos ruidos muy perjudiciales para tu salud. Si usas auriculares ajusta el volumen a un máximo de 90 decibelios.
  • Cambios de presión. Someter a tu sistema auditivo a cambios constantes de presión es una mala idea. Deportes como el submarinismo, la escalada o carreras en altura, pueden llegar a producir los primeros signos de alerta en los oídos si se practican de manera habitual.
  • Lucha contra la ansiedad y el estrés. Tu estado mental también afecta a la salud de tu sistema auditivo. Ofrécele al organismo el descanso que necesita y así evitarás problemas de salud.
  • Causas involuntarias. Los acúfenos también pueden derivarse de trastornos como las migrañas, el Síndrome de Ménière, hipertensión, anemias, infecciones de oído o el consumo continuado de determinados medicamentos o estupefacientes.

¿Qué conductas pueden agravar los acúfenos?

Como ya hemos visto, las causas que provocan los acúfenos son diversas. Pero, en concreto, existen tres factores de riesgo a evitar, si se quiere esquivar su aparición:

  • Consumo de aspirinas o antibióticos en exceso
  • El alcohol y la cafeína, u otras sustancias excitantes
  • El tabaco

¿Cómo se pueden controlar los acúfenos?

El tratamiento de los acúfenos o ‘tinnitus’ vendrá determinado por su causa. Es importante conocerla porque será la herramienta principal de la que partir para diseñar un tratamiento. Si, por ejemplo, es debido a una hipoacusia, el especialista se afanará en encontrar la mejor solución a esa patología; ya sea en forma de audífonos e incluso un implante coclear que le devuelva la audición.

Existen en la actualidad otros dispositivos similares a los audífonos cuya misión es emitir un sonido a baja escala para así disfrazar el pitido o acúfeno que tan molesto puede resultar a los pacientes.

A modo de remedio casero los otorrinolaringólogos suelen recomendar el uso de sonidos ambientales relajantes que disimulen o hagan disminuir la presencia de los acúfenos. Como ejemplo estarían los ruidos blancos, ventiladores, música en segundo plano, etcétera.

Todavía no hay comentarios, ¡añade tu opinión a continuación!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Teléfonos de contacto