blog

Ochoa dona un ecógrafo a África de la mano de HumanCoop

El ecógrafo ya está en Mauritania.

Hospital Ochoa vuelve a mostrar su cara más solidaria, esta vez de la mano de la ONG HumanCoop, con la donación de un ecógrafo a Mauritania. Este aparato hará posible un mejor diagnóstico de patologías y que el seguimiento de los estados de gestación de las mujeres locales sea más exhaustivo y controlado.

¿Qué uso se le dará al ecógrafo y en qué zona se beneficiarán de sus prestaciones?

El ecógrafo donado por Hospital Ochoa ha sido instalado en el centro de salud de Bir Mogrein, en el norte de Mauritania. Esta localidad cuenta con unos 20.000 habitantes (no censados) y su centro de salud no cuenta apenas con los recursos materiales, medicación y equipamiento mínimo para ofrecer una asistencia médica de calidad. Además, el personal sanitario del centro es muy escaso, ya que no disponen de médico y sólo cubren el servicio un enfermero, un técnico de radiología y una matrona.

La donación del ecógrafo es por tanto de vital importancia para esta región, ya que permitirá un mejor diagnóstico de la patología existente en la zona, y principalmente un seguimiento y control de las mujeres embarazadas de Bir Mogrein por parte del técnico de rayos (y ecografista), además de la detección precoz de complicaciones del embarazo que requieran una derivación al hospital más cercano, el de Zouerat, a más de 300 km.

¿Por qué se ha destinado el ecógrafo a Bir Mogrein en Mauritania?

HumanCoop es una ONG cuyo principal objetivo es aportar asistencia médica y recursos a zonas normalmente alejadas y olvidadas de la cooperación internacional. El aislamiento que sufre Bir Mogrein al tratarse de una zona fronteriza (con el Sahara Occidental), encontrarse a más de 300 kilómetros del primer hospital con un mínimo de recursos (en Zouerat, capital de la provincia de Tiris Zemmour, donde se ubica Bir Mogrein), que suponen más de 6 horas de viaje a través del desierto en vehículos 4×4 (pues no existen carreteras asfaltadas), conlleva un abandono y un olvido por parte de la cooperación. De hecho HumanCoop ha sido la primera ONG en organizar comisiones médicas en este lugar.

¿Cuándo y por qué nace HumanCoop?

HumanCoop nace en 2020 como continuación de un proyecto desarrollado en el Sahara Occidental, en los llamados Territorios Liberados (zona del Sáhara no ocupada por Marruecos), que comenzó en 2014 como un proyecto sólo odontológico, a través de la ONG DentalCoop, pero que desde 2017 abarcó la mayoría de las especialidades médicas (Medicina de Familia, Medicina Interna, Pediatría, Ginecología, Oftalmología, etcétera), y con la participación de todo tipo de sanitarios (farmacéuticos, personal de laboratorio, acupuntores, enfermeros, fisioterapeuta, etcétera, además de odontólogos, higienistas dentales y protésicos).

HumanCoop fue creada precisamente para poder abarcar proyectos más amplios, de otras especialidades médicas además de la Odontología, e incluso de áreas no sanitarias, como Educación, Medio Ambiente, Ingeniería, etc.

¿En cuántos países opera HumanCoop?

HumanCoop como tal trasladó en 2020 su proyecto en el Sahara al norte de Mauritania debido al estallido de la guerra entre Marruecos y el Frente Polisario, para seguir prestando asistencia médica a la población saharaui desplazada al área de Bir Mogrein como consecuencia de la guerra, además de para atender a la población mauritana que vive en esa área.

Su filosofía se caracteriza también, por el momento, por enfocar el proyecto en una zona concreta donde las posibilidades de desarrollo y sostenibilidad sean óptimas.

En todo caso, sigue vinculada a DentalCoop y aporta voluntarios del área odontológica para campañas de asistencia en otros países africanos, como Camerún, Sierra Leona, Uganda y Guinea Ecuatorial, entre otros.

¿Cuántas personas forman hoy en día la organización y qué tipo de ayuda necesita HumanCoop?

HumanCoop se nutre de la fuerza y confianza de unos 400 voluntarios que han ido colaborando en las más de 30 comisiones médicas que ha organizado desde 2014. Además de ellos, numerosos donantes y padrinos, la mayoría también AMIGOS, colaboran para el sostenimiento del proyecto. En total HumanCoop aglutina a más de 500 personas, cada una colaborando de la forma que mejor se adapta a cada persona.

Hoy por hoy, su fuerza son las personas, ya que el apoyo de tanta gente es un valor del que sentirse muy orgullosos. Sin embargo, aún es una ONG pequeña con recursos limitados, en la que todos son voluntarios, y el sostenimiento financiero del proyecto y de las comisiones médicas siempre es difícil.

Pocas ONGs organizan tantas comisiones al año. Cada una de ellas requiere de una financiación elevada para poder sufragar la compra de medicación y material médico. Los voluntarios colaboran aportando donaciones para la compra de los billetes de avión y los gastos de alojamiento, manutención y desplazamientos interiores en 4×4 por el desierto, pero sigue siendo complicado atender en ocasiones las necesidades de la asistencia y de los propios recursos del centro de salud.

Para ello, se hace necesario contar con unos ingresos regulares mensuales. Su intención es ampliar la base de “padrinos”, que mensualmente puedan aportar una cifra que contribuya, cada uno desde su capacidad, a afrontar esos gastos con cierta seguridad, y sin poner en juego la organización de ninguna comisión médica.

Y por supuesto, la aportación de equipamiento y material médico siempre es bienvenida para seguir completando los recursos de centros de salud como el de Bir Mogrein, como ha sido el caso del ecógrafo donado por el Hospital Ochoa.

Todavía no hay comentarios, ¡añade tu opinión a continuación!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Teléfonos de contacto
Dpto. Intl.