blog

¿A qué se denomina lateralidad cruzada?

La lectura es fundamental en el aprendizaje.

Un 25% de la población está afectada por el trastorno de la lateralidad cruzada que posee un origen hereditario y, por consiguiente, no puede prevenirse. Su principal inconveniente es que los escolares que lo padecen suelen sufrir dificultades específicas en el aprendizaje. Pero, ¿sabes en qué consiste exactamente el trastorno de lateralidad cruzada? Te lo contamos.

¿Qué es la lateralidad?

Las funciones que lleva a cabo el cerebro están distribuidas entre ambos hemisferios (izquierdo y derecho) y a esta circunstancia se la conoce como lateralidad.

Lo más habitual es que cada persona desarrolle una preferencia por un lado en concreto y, por ejemplo, los zurdos posean como dominante su ojo, oído o pie izquierdo. Es decir, sabrán realizar actividades de una manera más cómoda con las partes de su cuerpo de ese lado. Es la denominada lateralidad homogénea.

¿Qué es la lateralidad cruzada?

La lateralidad cruzada se produce cuando existe una lateralidad diferente de la manual en el oído, el pie o los ojos. Este trastorno ha sido objeto de diversos estudios, ya que en las ocasiones en las que atañe a la mano y el ojo puede provocar a los escolares problemas de aprendizaje, primordialmente en actividades de escritura y lectura.

Es importante no confundirla con la denominada lateralidad contrariada, que sucede cuando se invierten los miembros en contra de su tendencia natural. Un ejemplo sería cuando a los niños zurdos se les obliga a aprender a escribir con la mano diestra.

¿Cómo sé si mi hijo presenta lateralidad cruzada?

El hecho de que la lateralidad cruzada se asocie con problemas de aprendizaje convierte su diagnóstico en fundamental para evitarlos. Entre los síntomas más comunes que padecen los escolares afectados por este trastorno destacan:

  • Problemas para automatizar la escritura, lectura o cálculos
  • Incapacidad total o parcial para organizar el espacio y el tiempo
  • Dificultad para ordenar la información codificada
  • Baja competencia psicomotriz
  • Dificultad a la hora de interpretar la dirección de las grafías
  • Incapacidad para la concentración

Entre los problemas que presenta el niño que padece la lateralidad, el más extendido tiene que ver con el hecho de que use su ojo dominante, pero escriba con la mano subdominante; es conocido como cruce lateral simple. Normalmente en este tipo de situaciones se suele optar por ayudar al alumno a cambiar la dominancia de la mano, ya que será más sencillo y, a su vez, estaremos beneficiando su tendencia neuro-biológica.

¿Existe tratamiento para la lateralidad cruzada?

Lo primero es realizar el test de lateralidad para conocer qué grupos neuromusculares están afectados, si el mayor número de estos grupos (brazo, mano, ojo, oído) demuestran que el paciente es zurdo lo normal es lateralizar al homolateral izquierdo, y viceversa.

Una vez conocidas las áreas afectadas, el siguiente paso es diseñar un programa de ejercicios de terapia psicomotora que ayudarán a estimular los recorridos neurofisiológicos que activan el lóbulo cerebral con la correcta lateralidad. La tasa de éxito de estos programas es altísima y llegan a un porcentaje cercano al 100%.

Todavía no hay comentarios, ¡añade tu opinión a continuación!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Teléfonos de contacto
Dpto. Intl.