blog

¿Por qué me sangra la nariz?

Sangrado de nariz.

¿Por qué me sangra la nariz? Seguro que alguna vez te lo has preguntado y debes saber que las hemorragias nasales ocurren con mayor frecuencia durante el invierno y en la mayoría de los casos vienen producidas cuando el aire que entra y sale de la nariz irrita las membranas interiores, ya que esta zona está repleta de vasos sanguíneos que pueden romperse fácilmente. Desde Hospital Ochoa contamos con grandes especialistas en el mundo de la otorrinolaringología

¿Por qué me sangra la nariz con más frecuencia en invierno?

Las causas que pueden provocar un sangrado nasal son de diversa índole y no suelen revestir gravedad. Entre las razones más importantes que suelen desencadenar una hemorragia en la nariz se encuentran:

  • Alergias
  • Irritaciones
  • Resfriados
  • Sonarse la mucosidad de forma brusca
  • Traumatismos
  • Hurgarse la nariz de forma persistente
  • Abuso de aerosoles nasales
  • Trastornos sinusales
  • Estrechamiento de los cornetes
  • Sinusitis aguda
  • Consumo de Ácido acetilsalicílico (Aspirina)
  • Consumo de drogas esnifadas como la cocaína
  • Cirugía nasal
  • Consumo de alcohol
  • Desviación del tabique nasal
  • Contacto con sustancias químicas irritantes como el amoniaco

El hecho de que los resfriados y gripes posean mayor prevalencia durante los meses invernales provoca que los sangrados de nariz aparezcan con más frecuencia en esta época en la que, además, solemos pasar más tiempo en interiores donde el aire es más seco. Debes saber que el clima seco o una calefacción demasiado alta resecan la mucosa nasal y conlleva en muchas ocasiones la aparición de costras o heridas. Si estas lesiones pican o escuecen y para aliviarte, aunque se de manera momentánea, te hurgas en las fosas, habrá más probabilidades de que te provoques un sangrado.

¿Son graves los sangrados de nariz?

Si te sangra la nariz, por lo general no es nada grave. Un alto porcentaje de las ocasiones en las que se produce sangrado nasal tiene su origen en la parte frontal del tabique nasal y se produce sólo en una de las fosas. Es más, casi un 95% de los sangrados ocurren en la zona cercana a las fosas y se denomina epistaxis anterior. Cuando atañen a la parte más profunda de la nariz se llaman epistaxis posterior.

Sólo habría que preocuparse en el momento en el que se conviertan en habituales, ya que podrían estar alertándonos de patologías de mayor gravedad. Lo más aconsejable en ese caso es acudir al médico para que pueda chequear que todo va bien.

¿Cómo debo actuar ante una hemorragia nasal?

Existen una serie de pautas a seguir si tú o un familiar sufrís un sangrado nasal repentino. Es importante mantener la calma como primer paso, y luego:

  • Colocar a la persona sentada con la cabeza ligeramente inclinada hacia delante para que pueda respirar por la boca y no trague sangre. Antiguamente se recomendaba echar la cabeza hacia atrás, pero se ha demostrado que de esa forma la sangre bajaría por la garganta.
  • Comprimir las alas nasales con los dedos índice y pulgar unos 10 minutos hasta que cese el sangrado.
  • En el caso de que no se consiga detener la hemorragia lo más indicado es avisar al 112 o acudir a urgencias procurando mantener la compresión sobre la nariz.
  • No introducir gasas o algodones en el interior de las fosas nasales, ya que si se formara una costra luego al retirar la gasa se produciría un nuevo sangrado.
  • Tras la hemorragia lo más conveniente es que el paciente permanezca en reposo y sin realizar esfuerzos físicos. Eso incluye no agachar la cabeza o vigilar la intensidad con la que se suena la nariz.
Todavía no hay comentarios, ¡añade tu opinión a continuación!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Teléfonos de contacto
Dpto. Intl.