blog

Tengo las pupilas dilatadas, ¿es grave? Causas de la midriasis

La dilatación de la pupila no suele ser grave

Tengo las pupilas dilatadas, ¿es grave? La midriasis o dilatación pupilar es una respuesta de nuestro cuerpo que provoca la expansión de la pupila como respuesta a la falta de luz con el objetivo de agudizar la vista. Por el contrario, cuando la luz es intensa el ojo lleva a cabo la miosis, que no es más que la contracción de la pupila.

Tengo las pupilas dilatadas, ¿es grave?

La dilatación pupilar o midriasis puede producirse por múltiples causas y dependiendo de ella será más grave o inocua. Las más importantes son:

Midriasis unilateral benigna: Este síndrome conlleva una asimetría entre ambas pupilas y se puede identificar a simple vista ya que una está dilatada y la otra conserva su tamaño normal. En ocasiones está relacionada con las migrañas o el exceso de actividad del iris.

Midriasis arreactiva: En ese caso las pupilas se dilatan pero no reaccionan con una contracción cuando se las expone a luz intensa. Aparece como consecuencia de daños cerebrales o problemas cardiorrespiratorios o en estados de coma.

Midriasis bilateral: Daños cerebrales, consumo excesivo de alcohol o drogas, patologías como la epilepsia o catalepsia, infección por parásitos en el intestino o comer alimentos en mal estado, son los causantes de este tipo de midriasis que se presenta como la dilatación anormal de las dos pupilas.

Midriasis fisiológica: Es la menos grave ya que se concibe como la respuesta natural de los ojos al cambiar a un entorno más oscuro en el que las pupilas se dilatan para captar la máxima luz posible en una zona de baja intensidad lumínica.

¿Por qué tengo las pupilas dilatadas al despertar?

Los ojos pasan muchas horas cerrados durante el sueño y tras varias horas dormido lo normal es que las pupilas se dilaten. Al despertarnos abrimos los ojos y estos necesitan unos segundos para poder adaptarse a la luz del ambiente en el que nos encontremos.

En realidad, el sistema nervioso lleva a cabo una tarea muy sencilla: dilata las pupilas si nos encontramos en un entorno con poca luz y las contrae cuando la exposición lumínica es mayor.

¿Puede mi estado emocional dilatar las pupilas?

En efecto, los cambios de ánimo bruscos pueden desencadenar la midriasis o dilatación pupilar. El entusiasmo, los nervios, y en general, la excitación, pueden producir esta reacción ocular, independientemente de si nos encontramos en un lugar muy iluminado o de plena oscuridad.

¿Tengo que acudir al médico si se me dilatan las pupilas?

Si la midriasis se produce en un solo ojo y es persistente o aparece en situaciones en las que no debería producirse, sería conveniente visitar al especialista ya que podría tratarse de un síntoma de otra patología asociada.

Hablamos de enfermedades neurológicas, visuales, lesiones del nervio del trigémino, Síndrome de Claude-Bernard-Horner o daños cerebrales.

Si además de la midriasis esta dilatación pupilar está acompañada de visión doble o borrosa, cefaleas, pérdida de visión, fiebre, náuseas o dolor ocular, lo mejor es acudir al centro médico ya que podría indicar un problema de salud grave.

Todavía no hay comentarios, ¡añade tu opinión a continuación!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Teléfonos de contacto
Internacional