blog

Tips para mantener sano tu corazón

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Corazón el 29 de septiembre, Hospital Ochoa quiere sumarse a la iniciativa internacional para la prevención de las patologías cardiovasculares a través de este artículo.

La enfermedad cardiovascular engloba múltiples problemas de salud relacionados con el corazón y los vasos sanguíneos, pero la mayoría de ellos poseen en común algo fundamental: una lista de pautas de prevención para evitar su aparición. No hay que olvidar que las cardiopatías continúan al frente de las causas de muerte a nivel global.

Factores de riesgo de patologías cardiovasculares

  • Niveles elevados de colesterol
  • Diabetes
  • Estrés y ansiedad
  • Sobrepeso y obesidad
  • Consumo de grasas y azúcares
  • Consumo elevado de alcohol
  • Tabaquismo
  • Enfermedad congénita.

Consejos saludables para mantener sano tu corazón

Una vez hemos repasado los principales factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares, es importante establecer una serie de pautas para conseguir que el aparato circulatorio permanezca sano y, por tanto, ejerza bien sus funciones de mover a lo largo del cuerpo los nutrientes, el oxígeno y otras sustancias tan importantes.

1 Diseña y sigue una alimentación equilibrada.

Como ya hemos visto en la introducción, la hipertensión, la diabetes y el sobrepeso son los mayores enemigos del corazón. Estos problemas de salud desaparecerán en su mayoría si sabes alimentarte de manera adecuada. Eso significa que debes:

  • Consumir alimentos ricos en grasas buenas como el Omega 3 y 6 porque alargarán tu vida. También es muy aconsejable aumentar la cantidad de fibra ya que ésta ayuda al organismo a eliminar el colesterol por el aparato excretor. La fibra se encuentra en grandes cantidades en: cereales integrales, legumbres, verduras, frutas y frutos secos.
  • Aumentar la ingesta de pescados en torno a las 5 raciones por semana. Aunque la dieta mediterránea está considerada como una de las más sanas del mundo, es cierto que en España se come con menos asiduidad de la deseada para aprovechar todos los nutrientes que estos animales nos brindan.
  • Cámbiate a la dieta mediterránea. Sus efectos beneficiosos para la salud se conocen desde hace años y se estima que puede reducir el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular hasta casi la tercera parte. El aceite de oliva será nuestro aliado por sus múltiples propiedades entre la que destaca su capacidad de mejorar la circulación y su capacidad para frenar la aparición de varios tipos de cáncer.
  • Rebaja los dulces y el azúcar que comes. La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda que los adultos no ingieran más del 5% del valor calórico total en forma de azúcar. En concreto la fructosa se relaciona con el aumento de: los niveles de triglicéridos, colesterol, grasa corporal, presión arterial y la resistencia a la insulina.

2 Deja de fumar y reduce el consumo de alcohol

Cuantos más cigarrillos fumes al día mayor será el riesgo de sufrir cualquier patología cardiovascular. Es por tanto, la actividad social que más perjudica a tu salud y no aporta nada a un estilo de vida saludable. Por otro lado, es aconsejable reducir al mínimo la cantidad de alcohol que se ingiere.

3 Reduce la sal que añades a los platos

Este enemigo silencioso es capaz de aumentar notablemente tu tensión arterial. Se ha comprobado que casi la totalidad de la población la consume muy por encima de los niveles aconsejados, con los consecuentes riesgos que eso conlleva para tu corazón. Una buena idea es sustituir la sal marina por otras especias que darán sabor y aroma a las recetas sin necesidad de poner en riesgo tu salud ni la de tu familia.

4 ¡Ponte en forma!

Hacer deporte reporta al organismo multitud de beneficios que te ayudarán a permanecer sano. Con moverte unos 30 minutos diarios habrás cubierto las necesidades de deporte que tu cuerpo necesita. No es necesario exigirte mucho ya que puedes comenzar por ligeros paseos y luego ir aumentando la intensidad o la duración conforme vayas mejorando en resistencia. Si consigues perder los kilos de más estarás ayudando a tu sistema circulatorio a trabajar de manera más eficiente y lo rejuvenecerás.

5 Aléjate del estrés y descansa de forma correcta

El estrés, la ansiedad y un mal descanso repercuten en la salud cardiaca. Si consigues dormir de forma adecuada se nivelarán tus niveles hormonales, se regulará la respiración y conseguirás una presión arterial estable.

6 Hazte chequeos médicos

Una gran parte de las enfermedades que atañen al corazón no producen síntomas evidentes por eso es importante acudir al médico con regularidad para que nos realice las pruebas pertinentes para detectarlas. Se recomiendan analíticas de sangre al menos una vez al año y así descartar patologías como la hipertensión, el aumento del azúcar o de colesterol.

Los especialistas de Cardiología de Hospital Ochoa disponen de la mejor tecnología y su dilatada experiencia en patología cardiaca para evaluar tu caso y emitir un diagnóstico acertado. De la evaluación de los resultados de estos exámenes y la existencia de factores de riesgo propios de la enfermedad de las arterias coronarias depende que se prescriban las diferentes pruebas cardiológicas.

Todavía no hay comentarios, ¡añade tu opinión a continuación!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Teléfonos de contacto