blog

¿A qué se debe la infección de orina?

infección de orina

Las infecciones de orina tienen en la gran mayoría de las ocasiones un origen bacteriano y pueden venir provocadas por diferentes causas, según la edad de la persona y su sexo.

En el caso de las mujeres son más frecuentes que entre los varones llegando a sufrirlas una de cada cuatro en nuestro país. Este artículo trata de explicar por qué se produce la tan temida infección de orina y qué pautas seguir para evitar su aparición.

¿Por qué aparecen las infecciones de orina?

En la mayoría de los casos, las infecciones urinarias vienen provocadas por bacterias que se asientan en la vejiga o la uretra y, por tanto, el tratamiento para eliminarlas será a base de antibióticos.

Es importante resaltar que en multitud de ocasiones es el propio organismo el que se encarga de deshacerse de estos gérmenes, por lo que ni siquiera es necesaria la atención médica ni el tratamiento farmacológico.

¿Por qué la infección de orina es más frecuente en mujeres?

Las mujeres tienden a sufrir más este tipo de infecciones por un motivo sencillo: su uretra es más corta y, por tanto, está localizada más cerca del ano con respecto a los varones. Es por eso que las mujeres son más proclives a sufrir esta patología principalmente tras mantener una relación sexual o con el uso del diafragma. Otro factor de riesgo asociado es la menopausia.

¿Cuántos tipos de infección urinaria existen?

Las infecciones de orina pueden manifestarse en los diferentes tramos del tracto urinario y, por tanto, se clasifican de la siguiente manera:

  • Vejiga: También denominada cistitis o infección vesical.
  • Riñones: Se conoce como pielonefritis y puede afectar a un riñón o a ambos.
  • Uréteres: Son los conductos que llevan la orina desde el riñón hasta la vejiga.
  • Uretra: La uretritis tiene lugar en el conducto que sirve para expulsar la orina desde la vejiga hacia el exterior.

¿Es bueno el calor para la infección de orina?

Los síntomas que suelen acompañar a la infección de orina son el dolor intenso en la zona de la vejiga, malestar y problemas a la hora de miccionar. Pero, en otras ocasiones, la fiebre y los cambios en el tono de la orina también pueden alertarnos de la presencia de una infección urinaria.

Uno de los remedios más eficaces para disminuir los síntomas de la infección de orina es beber mucho líquido y aplicar calor en la zona del pubis. Al hidratarnos frecuentemente le estaremos brindando a nuestro cuerpo un arma muy efectiva para eliminar las bacterias y expulsarlas.

¿Cómo prevenir las infecciones de orina?

A la hora de proteger al organismo frente a futuras infecciones del tracto urinario es importante tener en cuenta como primera medida la higiene urogenital.

En concreto, sigue estos consejos:

  • Realiza una limpieza correcta de la zona perianal tras defecar y, lo más importante, enseña a los más pequeños de la casa a hacerlo de forma apropiada.
  • A la hora de miccionar asegúrate de que la vejiga queda totalmente vacía.
  • Evita el estreñimiento con la ingesta de líquidos, ejercicio físico y una correcta alimentación a base de frutas y verduras que aporten fibra.
  • Evita baños muy prolongados. Principalmente durante el verano la humedad y el calor propician que disminuya el volumen de orina y con ello la probabilidad de sufrir una infección urinaria aumenta.
  • El uso de espermicida como método anticonceptivo produce también en muchas ocasiones infecciones de orina.

En la época estival, sobre todo, es aconsejable llevar a la playa o piscina un bañador de recambio para no usar durante mucho tiempo el que está húmedo y evitar, en la medida de lo posible, bañarse en aguas a bajas temperaturas.

Todavía no hay comentarios, ¡añade tu opinión a continuación!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Teléfonos de contacto