Alimentos que ayudan a mantener un abdomen plano

La hinchazón del tracto digestivo y del abdomen es un mal común que se asocia a comidas copiosas, la ingesta de bebidas gaseosas o alcohólicas, o como síntoma de ciertos problemas digestivos. Pero existen ciertos alimentos que ayudan a mantener un abdomen plano.

Estos alimentos que evitan las molestias abdominales y gástricas son capaces de aliviar molestias como la pesadez en el estómago, así como el reflujo y la hinchazón provocada por los gases.

¿Qué alimentos debes ingerir con regularidad para mantener un abdomen plano y desinflamado?

Nuestras grandes aliadas para realizar digestiones adecuadas y poco pesadas serán las comidas con alto contenido en fibra y una hidratación abundante con agua. Si ingerimos estos dos componentes, nuestro tracto digestivo aprovechará mejor los nutrientes y el tránsito intestinal será fluido y sin molestias.

Poseer un abdomen plano y desinflamado es un síntoma de bienestar que se consigue a través de buenos hábitos de vida (descanso, realización diaria de ejercicio) y, sobre todo, tener cuidado a la hora diseñar la dieta cotidiana.

  • Cerezas y arándanos

Estos frutos rojos evitan que el organismo retenga líquidos y son muy ricos en flavonoides. Su capacidad antiinflamatoria y antioxidante ayuda al sistema digestivo a realizar su función sin un trabajo extra que, a menudo, desemboca en malestar gástrico e inflamación de la zona abdominal.

  • Cúrcuma

A la cúrcuma se la conoce como el ibuprofeno natural. Se ha usado desde hace centenares de años para tratar el estreñimiento y la irritación del tracto digestivo. Otros de sus beneficios comprobados es su capacidad para mejorar el funcionamiento hepático y reduce la toxicidad del organismo.

  • Plátano

Ingerir plátanos de manera regular es una gran idea. Esta fruta posee increíbles propiedades para la salud y, entre ellos, reducir la hinchazón producida por la retención de líquidos gracias a su alto contenido en potasio. Para potenciar su efecto se recomienda reducir el consumo de sal en las comidas.

  • Té verde

Tanto en infusión como en cápsulas de alta concentración, esta planta milenaria de origen asiático, muestra sus bondades por su riqueza en antioxidantes. Este tipo de té es el más recomendable para desinflamar el abdomen por encima de otras infusiones como el café.

  • La leche, mejor sin lactosa

Otra de las principales causas de la inflamación abdominal, y que impide que disfrutemos de un abdomen plano, es la lactosa. Es aconsejable empezar a incluir lácteos sin lactosa en el carrito de la compra y yogures, que gracias a su gran cantidad de bacterias activas, ayudan a reducir el dolor estomacal.

  • Semillas de lino

Existen ciertos alimentos como las semillas de lino que conforman un gran aliado de nuestro tracto digestivo por su gran aporte de omega 3. Estas grasas saludables aportan su granito de arena para reducir cualquier inflamación.

  • Aguacate

El aguacate es un fruto rico en grasas saludables y por eso es un elemento indispensable en cualquier dieta de adelgazamiento. Si tu propósito es mantener un vientre plano, el aguacate, las almendras y pistachos, y el aceite de oliva (todos en cantidades adecuadas), te servirán de mucha ayuda.

¿Qué otros hábitos me ayudan a mantener un abdomen plano?

Para lucir un abdomen plano también hay que prestar atención a la forma en la que comes. De nada te servirá incluir alimentos beneficiosos para el sistema digestivo si no ingieres las comidas de forma apropiada:

  1. Es fundamental masticar despacio y con calma para que no se generen los molestos gases.
  2. Siempre apetece una buena siesta tras la comida, pero lo recomendable es reposar un cuarto de hora antes de acostarse, para que los alimentos recorran el tracto digestivo sin obstáculos ni impedimentos.
  3. La comida sienta mejor acompañada de algún líquido, pero no debe ser ni gaseoso ni abundante. Así se consiguen digestiones más ligeras y menos inflamaciones.
  4. Los ultraprocesados, los azúcares industriales, los platos que contengan alimentos fritos o rebozados son causantes de las malas digestiones y de la inflamación gástrica. ¡Huye de ellos!

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *