Tengo gases a todas horas. ¿Qué puedo hacer?

dolor de barriga

Existen pocas cosas tan molestas como sufrir de gases. Para eliminar la distensión abdominal que provocan, además de otras incomodidades, usamos eructos o flatulencias que pueden llegar a causarnos vergüenza. 

En este artículo te mostramos cómo eliminar estos molestos gases y los motivos que los provocan. 

¿Por qué aparecen los gases?

Los gases no son más que un exceso de aire que hemos ingerido a través del aparato digestivo. Cuando se quedan en el esófago pueden ser eliminados a través de simples eructos y su origen viene determinado por el modo erróneo en el que ingerimos los alimentos.

En concreto las causas más recurrentes de su aparición son:

  • Mascar chicle
  • Ingerir bebidas gaseosas o carbonatadas
  • Comer o beber de forma rápida y sin masticar adecuadamente
  • El tabaco
  • Chupar caramelos duros
  • El uso de dentaduras postizas mal fijadas
  • Tragar aire por un tic nervioso

Exceso de gases en los intestinos

En otras ocasiones, los gases se forman en los intestinos y este exceso de aire nada tiene que ver con la forma en la que se degluten los alimentos. Se debe a la fermentación de las comidas que no han podido ser digeridas de forma correcta por el sistema digestivo. Además, si el organismo no es capaz de descomponer ciertos elementos como el gluten, la lactosa o el azúcar propio de la fruta, también pueden producirse los molestos gases.

Existen otros factores que pueden derivar en un exceso de aire en el tracto digestivo como son:

  • Algún trastorno digestivo que tenga que ver con la intolerancia a la lactosa, el gluten o la fructosa.
  • El propio estreñimiento, ya que la permanencia de los alimentos en el organismo provocan un mayor nivel de fermentación.
  • Pobre absorción de los hidratos de carbono. Esta circunstancia puede conllevar desajustes en la flora bacteriana del sistema digestivo.
  • Restos de alimentos en el colon.

¿Qué hago para reducir los gases?

Si sigues las siguientes pautas que te proponemos a continuación vas a notar cierto alivio en cuanto al exceso de aire y la hinchazón que esta te provoca.

  • Come y bebe despacio. Esta primera pauta es fundamental y una de las principales manías a corregir si quieres acabar con los molestos gases. Las comidas deben ser instantes para la relajación y el relax. Si te habitúas a comer más lento tragarás menos aire.
  • No ingieras bebidas gaseosas. Parece obvio, pero mucha gente piensa que las bebidas de este tipo les ayudan a expulsar los gases cuando es todo lo contrario.
  • No comas chicles a menudo. Masticar chicles significa estar ingiriendo constantemente saliva, pero también aire. Eso no nos ayuda.
  • Haz ejercicio. Si padeces gases, comprobarás que en cuanto empiezas a moverte empiezas a desprenderte de algunos gases. El sedentarismo es mal compañero de viaje si padeces de exceso de aires.
  • Acude al médico si sufres de acidez estomacal.
  • Elimina las grasas y otros alimentos que provocan gases como legumbres, cerveza, hongos, brócoli. No es necesario erradicarlos de la dieta, pero sí ir probando a ver cuáles nos producen mayores molestias para no combinarlos.
  • Las infusiones de anís estrellado poseen efecto carminativo y por tanto facilitan la eliminación de los gases.
  • Ese mismo efecto carminativo posee la cúrcuma que facilita la expulsión de los gases y mejora la digestión.

¿Cuándo debo acudir al médico?

El exceso de gases habitualmente no es sinónimo de ninguna enfermedad grave, pero es conveniente pedir una cita con el médico si:

  • Existe diarrea.
  • Hay molestias en el pecho.
  • Si te llenas con relativa facilidad.
  • Heces de diferentes colores o cambios a la hora de acudir al servicio.
  • Sangrado anal.
  • Dolor en el abdomen que se vuelve persistente.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *