Skip to content
icono contacto Hospital Ochoa Contacto
Corazon-cardiologia

Cardiología

1

La enfermedad cardiovascular es una de las más prevalentes en la actualidad y afecta cada vez a gente más joven. Estas patologías son la principal causa de muerte en el mundo sobre todo en los países desarrollados.

Los malos hábitos alimentarios, el sedentarismo y el consumo de tóxicos como el alcohol y el tabaco se erigen como las causas fundamentales de estas enfermedades.

Es de vital importancia que se realicen cribados en personas aparentemente sanas, ya que estas enfermedades se pueden manifestar a nivel cardiológico en forma de angina de pecho o infarto o a nivel vascular puede aparecer una patología arterial periférica, una claudicación o a nivel cerebrovascular en forma de ictus.

El objetivo de la cardiología es realizar una detección precoz de estas patologías a través de la historia clínica del paciente y de las diferentes pruebas diagnósticas.

Chequeo cardiológico

La prevención es también fundamental para aquellas personas que inician una actividad deportiva exigente de forma tardía. Sumarse a la actividad física es una gran idea, sin embargo, este tipo de deportistas deberían realizarse un estudio previo en el que se pueden detectar enfermedades y evitar la inmensa mayoría de fallecimientos por muerte súbita.

Lo ideal es que los varones pasen su primera revisión cardiológica al cumplir los 45-50 años siempre que no presenten ningún factor de riesgo, ni posea antecedentes familiares. En el caso de las mujeres se recomienda que acudan al especialista en la etapa perimenopausica ya que es a estas edades cuando suelen comenzar los episodios de taquicardia.

En el caso de los niños las revisiones del pediatra son fundamentales porque podrían detectar un soplo que, aunque la gran mayoría a estas edades son inocentes y funcionales, si pueden acarrear otras enfermedades en algunos casos.

Síntomas

Los síntomas más frecuentes que suelen revisarse en las diferentes áreas de la cardiología son:

  • En la cardiopatía isquémica: Dolor opresivo en el pecho.
  • En la insuficiencia cardíaca: Disnea (falta de aire), hinchazón de piernas, intolerancia a estar tumbado.
  • En las arritmias: Palpitaciones rápidas, mareo, pérdida de consciencia brusca, hipotensión ortostática, bradicardias.
  • En la hipertensión: Cefaleas opresivas, dolores en la frente y el cuello y sensación de ahogo.

Pruebas diagnósticas

Pruebas diagnósticas

De la evaluación de los resultados de estos exámenes y la existencia de factores de riesgo propios de la enfermedad de las arterias coronarias depende que se prescriban las diferentes pruebas cardiológicas.

Cabe destacar como pruebas esenciales el electrocardiograma y la ecografía que ofrecerán un primer diagnóstico del estado de la persona a nivel cardiovascular. Seguidamente a través de otros exámenes como la prueba de esfuerzo se consigue el pronóstico del paciente.

  • Electrocardiograma
  • Ecografía cardiaca
  • Prueba de esfuerzo
  • Holter de tensión arterial
  • Holter ECG
  • Tilt Test (test de la mesa basculante)

Patologías

Con la realización de estas pruebas el equipo de cardiólogos de Hospital Ochoa en Marbella consiguen detectar enfermedades que el paciente desconocía como pueden ser:

  • Diabetes
  • Prediabetes
  • Hipertensión
  • Angina de pecho
  • Fibrilación auricular
  • Etcétera.

Ecocardiograma

Esta prueba es básica y se usa para medir la actividad eléctrica del corazón, además de datos referidos a la frecuencia y el ritmo cardíaco.

Es muy útil para detectar alguna arritmia como la fibrilación auricular que se produce cuando el ritmo normal del corazón se acelera a pesar de estar en reposo (taquicardia) o se ralentiza (bradicardia). También mediante esta técnica pueden apreciarse otro tipo de bloqueos.

Los electros son muy sensibles y cambian de forma evidente ante la presencia de infartos o anginas de pecho por lo que el facultativo puede localizarlos con facilidad.

Ecografía

El ecógrafo envía un ultrasonido que devuelve una imagen bidimensional del corazón en la que se pueden apreciar sus características anatómicas, flujos, etcétera. Gracias a este examen el médico puede analizar su estructura, si el tamaño de las cavidades y las paredes del corazón son normales, y además es posible visualizar si todas las zonas cardíacas se mueven con la misma facilidad.

Otra parte importante de la prueba se centra en el examen de las válvulas cardíacas, ya que existen enfermedades que tienen lugar en esa zona y no son de índole coronaria, como por ejemplo, un soplo. Muchas veces esta patología es inocente y no posee ninguna alteración, pero en otras ocasiones se deriva de una valvulopatía que si reviste gravedad y necesitará el tratamiento indicado o una intervención quirúrgica.

Es, en resumen, la mejor manera de identificar patologías como: miocardiopatía hipertrófica, un corazón engrosado, un corazón dilatado, y otras alteraciones de la movilidad del músculo cardíaco.

Prueba de esfuerzo

Generalmente se realiza en pacientes que refieren disnea (falta de aire), palpitaciones de esfuerzo o dolor torácico.

Consiste en monitorizar al paciente y hacerle correr en un tapiz rodante con una programación de elevación y velocidad ya establecida para medir siempre el mismo grado de ejercicio en todos los pacientes. Cada tres minutos se acelera y se aumenta la inclinación.

De esta manera, se observa en el electrocardiograma, no sólo el estado de reposo, sino también en movimiento.

El corazón tiene una reserva cardíaca importante. Eso implica que una persona puede tener lesiones coronarias por debajo del 70% y en reposo no refleje ningún tipo de alteración en el electrocardiograma. Al someterla a un esfuerzo, el gasto cardíaco aumenta y en ese momento se manifiestan las alteraciones eléctricas.

En función de si el paciente refiere o no dolores y de cómo se comporta su tensión se puede saber si el origen de sus síntomas es cardiológico o respiratorio si el electrocardiograma es normal.

Está contraindicado en personas que presenten las siguientes patologías extracardíacas previas:

  • Anemia severa.
  • Tromboembolismo pulmonar.
  • Aneurisma disecante de aorta.
  • Hipertensión arterial pulmonar severa.
  • Enfermedades crónicas que debiliten.
  • Tromboflebitis aguda.
  • Intoxicación por algunas drogas cardioactivas.

Holter de tensión arterial

Esta prueba se realiza con un tensiómetro que mide la tensión cada 30 minutos las 24 horas y luego calcula la media. En ocasiones, los pacientes sufren al llegar a la consulta lo que se conoce como la ‘hipertensión de bata blanca’ y gracias a este aparato es más fácil conocer el verdadero comportamiento de su corazón a cualquier hora del día y en condiciones normales para realizar un diagnóstico más adecuado.

Holter ECG

Sirve para medir la actividad eléctrica del corazón las 24 horas del día. El holter se fija sobre el pecho del paciente y manda los datos a un grabador en el que quedan registrados para ser analizados posteriormente y detectar cualquier alteración como eventos arrítmicos o taquicardias.

Se suele usar con personas que refieren palpitaciones o pérdidas de conocimiento inesperadas sin causa aparente. Es útil para detectar arritmias o algún tipo de bloqueo nocturno.

Tilt test

Es una prueba indicada para aquellas personas que sufran desmayos o síncopes e identificar si tienen un origen vasovagal o cardíaco (de mayor gravedad). Su uso está muy extendido para pacientes jóvenes que han perdido el conocimiento precedido de mareos a causa, por ejemplo, de una bajada de la tensión arterial.

El test se realiza recostando al paciente en una camilla a la que queda sujeto con correas. Tras un periodo de reposo se le coloca en un ángulo de 70 ° y permanece en esa posición hasta una hora.

Cada cinco o diez minutos se le controla la tensión arterial y la frecuencia cardíaca a través de un electrocardiograma. En los casos en los que estos valores no se reducen se usan fármacos vasodilatadores que ayudan a que baje la tensión y la frecuencia y se reproduzcan los síntomas referidos incluso hasta la pérdida de conocimiento. Cuando esto ocurre se devuelve al paciente a la posición inicial y los facultativos pueden conocer al detalle cómo se ha producido el síncope.

Especialistas en Cardiología

Cardiólogo en Marbella - Dr. Muñoz Bellido

Dr. Muñoz Bellido

Cardiología Ver perfil
Cardiólogo en Marbella - Dra. Carmen Corona

Dra. Carmen Corona

Cardiología Ver perfil

Multimedias