blog

¿Es útil guardar los dientes de leche de mis hijos?

Dientes de leche

Es práctica habitual que los padres guarden como recuerdo los dientes de leche de sus hijos para luego mostrarles el ancestral misterio del Ratoncito Pérez, pero desde el punto de vista médico, esta conducta podría llegar a salvar vidas.

Estas piezas dentales de transición a las definitivas guardan un gran valor en su interior, ya que almacenan en su pulpa grandes cantidades de células madre esterilizadas y que son claves en la curación de decenas de enfermedades graves.

¿Qué hacer cuando a mi hijo se le cae un diente?

Tanto si el objetivo es que nuestro pequeño pase un rato agradable aprendiendo el rito del Ratoncito Pérez y queremos premiarle con algún regalo tras la caída de su diente de leche, como si queremos preservarlo para usarlo en el futuro, es fundamental aprender la mejor manera de conservar las piezas dentales una vez que se han caído.

Como pautas fundamentales estarían el limpiar el diente correctamente con agua y jabón, o alcohol isopropílico, enjuagarlo bien para no dejar ningún resto, y como punto final habría que secarlo concienzudamente para evitar la proliferación de bacterias que lo puedan dañar con el paso del tiempo.

¿Qué uso pueden ofrecer las células madre de los dientes de leche?

Las células madre del organismo tienen como misión la tarea de reparar tejidos. Son fundamentales a la hora de curar enfermedades graves como la diabetes mellitus, el cáncer, el Alzheimer o Párkinson. La razón es que estas valiosas células poseen el poder de regenerar órganos tan importantes para el funcionamiento del organismo humano como el corazón, la médula ósea, hígado, neuronas, células sanguíneas, piezas óseas o la piel.

Para poder usarlas en futuros tratamientos es necesario usar una enorme cantidad de ellas por eso es fundamental poder multiplicarlas una vez extraídas del individuo.

¿Dónde encontramos células madre útiles?

Como ya hemos comentado, las células madre se encuentran en la pulpa del diente de leche, son de gran calidad y se pueden multiplicar hasta un número superior al trillón. Con esta cifra nos hacemos una idea de la importancia de guardar cuantas más piezas dentales de leche mejor.

Otra zona corporal repleta de células madre es el cordón umbilical que une a la madre y al feto hasta el momento del parto.

¿Dónde guardar los dientes de leche?

Aunque tradicionalmente los padres han guardado los dientes de leche en pequeñas cajitas y continentes similares en el propio hogar, si el objetivo es preservar la pieza en las mejores condiciones para aprovechar las células madre en un futuro, lo mejor es acudir a los bancos especializados.

Estos recintos cuentan con cámaras de preservación criogénica en las que las piezas permanecerán sin daños durante años para poder ser usadas en condiciones óptimas cuando el individuo lo requiera.

Eso sí, es importante saber que los dientes deberían ser congelados en los primeros dos días tras su caída para que el proceso se lleve a cabo de forma apropiada y garantice el perfecto estado del diente de leche.

Todavía no hay comentarios, ¡añade tu opinión a continuación!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Teléfonos de contacto